Igualdad de oportunidades

Inicio > Presentar la candidatura > Igualdad de oportunidades

En las instituciones de la UE el talento es importante

Propósito y misión de la EPSO
 

En la EPSO creemos en la igualdad y la diversidad. Para garantizar que las instituciones de la UE ofrecen las mismas oportunidades a todos y reflejan la diversidad del mundo actual, aplicamos los siguientes principios y objetivos.

  • La EPSO garantiza la igualdad de oportunidades, de tratamiento y de acceso a todos los candidatos, sin discriminación alguna por razón de sexo, raza, color, orígenes étnicos o sociales, características genéticas, lengua, religión o creencias, opiniones políticas o de cualquier otro tipo, pertenencia a una minoría nacional, patrimonio, nacimiento, discapacidad, edad u orientación sexual.
  • La EPSO respeta el principio de inclusión en los procedimientos de selección y ofrece a todos los candidatos las mismas oportunidades de demostrar sus competencias al detectar y eliminar obstáculos, posibles prejuicios y riesgos de discriminación.
  • La EPSO promueve la igualdad de oportunidades y colabora con varios grupos de partes interesadas y organizaciones especializadas con el fin de llegar a personas de los talentos más diversos.
  • La EPSO pretende aumentar la diversidad de su reserva de talentos y contribuir a que la función pública europea sea representativa de la diversidad de los ciudadanos de la UE.
 
Cómo ponemos en práctica estos principios

Estas son las medidas concretas que hemos adoptado para que la igualdad de oportunidades y la diversidad se conviertan en realidad.

  • Nos aseguramos de la neutralidad de las preguntas de las pruebas mediante seguimiento y análisis estadísticos sistemáticos.
  • Nuestros métodos de selección se basan en evaluaciones normalizadas y objetivas de las competencias.
  • Tanto el estudio de los CV como las calificaciones los realizamos de manera anónima, basándonos solamente en criterios objetivos.
  • Adaptamos nuestras instalaciones y medios a las personas con discapacidad o necesidades especiales.
  • Aplicamos la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad.
  • Realizamos sistemáticamente controles o auditorías de las pruebas y los procedimientos de selección siguiendo criterios de igualdad y diversidad. Detectamos los obstáculos y barreras que puedan influir en los procedimientos de selección y tomamos medidas para corregirlos.
  • Realizamos periódicamente controles de accesibilidad de nuestra comunicación, los procedimientos de selección y las pruebas para mejorarlos continuamente. Si es necesario, elaboramos formatos adaptados, accesibles a las tecnologías asistenciales y a la asistencia individual. También integramos las condiciones de accesibilidad a todas las nuevas herramientas informáticas.
  • Formamos a los miembros de los tribunales de selección, encargados de evaluar las competencias de los candidatos, en los métodos de selección y contratación más imparciales, objetivos y profesionales, respetando los criterios de igualdad de trato y de oportunidades.
  • Pretendemos constituir tribunales de selección equilibrados para limitar los riesgos de parcialidad y discriminación. Procuramos que los miembros de los tribunales de selección sean personas de diferentes trayectorias e intentamos conseguir un equilibrio en cuanto a sexos, nacionalidades, lenguas, comités de personal y administración.
  • Recabamos sistemáticamente las opiniones de los candidatos para mejorar continuamente nuestro trabajo.
  • Hacemos todo lo posible en nuestras actividades de comunicación para atraer talento de los países de la UE y adaptamos nuestra forma de llegar a públicos determinados. Los embajadores de carreras profesionales en la UE, por ejemplo, publican un blog sobre la vida y el trabajo en las instituciones europeas para mostrar a los candidatos potenciales en qué consiste una carrera profesional en la UE. Además, también tenemos una presencia activa en las universidades gracias a los estudiantes embajadores de carreras profesionales en la UE y participamos en ferias de muestras y salones sobre profesiones y en diferentes eventos y actividades.

¿Cómo actúa la EPSO?

Para conseguir la igualdad de género, la EPSO ha adoptado diferentes medidas, como el plan de acción psicométrico en curso, que tiene por objeto de mejorar continuamente la gestión de las pruebas, especialmente las psicométricas y otras de la fase de preselección. Por otra parte, los miembros del tribunal encargados de evaluar las competencias de los candidatos en el centro de evaluación reciben formación sobre la manera de garantizar la igualdad de trato y oportunidades en entrevistas y otros ejercicios.

El objetivo principal, en todas las etapas de proceso de selección, es reducir al mínimo el impacto por razón de género y ofrecer las mismas oportunidades a hombres y mujeres para que puedan demostrar sus aptitudes.

La EPSO, por lo tanto, ha llevado a cabo medidas e investigaciones minuciosas para evitar la discriminación entre hombres y mujeres y garantizar la igualdad de oportunidades a ambos sexos que les permita demostrar sus competencias y su potencial.

Discapacidad / necesidades especiales

Una discapacidad o un problema de salud no debe ser un obstáculo para participar en un procedimiento de selección.

La EPSO suele hacer las adaptaciones necesarias, dentro de lo razonable, de acuerdo con las mejores prácticas internacionales en este ámbito. Identificamos las barreras y obstáculos en función de una discapacidad o problema de salud y permitimos a los candidatos con necesidades especiales demostrar sus competencias en igualdad de condiciones con respecto a los demás candidatos.

¿Necesita alguna adaptación especial en las pruebas de selección?

Si, debido a una discapacidad o problema de salud permanente, necesita una adaptación especial para poder a participar en el proceso de selección, debe seguir estas etapas:

ETAPA 1: En el formulario de solicitud, marque la casilla "NECESIDADES ESPECIALES" ("special needs requirements") e indique cuáles son sus necesidades especiales. Para que podamos comprender mejor las dificultades que su discapacidad o problema de salud pueden plantear en unas pruebas de selección, describa detalladamente su discapacidad y las adaptaciones necesarias. Deberá enviarnos una copia de su certificado o certificados médicos o de discapacidad para justificar la petición de adaptaciones especiales. Sin esos certificados su petición no se tomará en consideración.

Puede enviar un documento que certifique una discapacidad expedido por un organismo nacional reconocido o un certificado médico expedido por un especialista. Este último tipo de certificado debe ir acompañado de un informe más detallado.

Garantizamos que los datos relacionados con su discapacidad o problema de salud se tratarán de forma confidencial, de conformidad con el Reglamento (UE) 2018/1725 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2018

ETAPA 2: Una vez presentada su petición de adaptaciones especiales, el equipo de la EPSO responsable de la accesibilidad, que se encarga de determinar y organizar las adaptaciones razonables de las pruebas de selección para los candidatos con necesidades especiales, se pondrá en contacto con el candidato a su debido tiempo para que le facilite información adicional o le confirme las adaptaciones que vayan a realizarse.

ETAPA 3: Se le convocará a las pruebas y, gracias a las adaptaciones concedidas en la medida de lo razonable, podrá efectuarlas en las mejores condiciones posibles.

ETAPA 4: Tendrá la oportunidad de comunicarnos sus observaciones que nos servirán para mejorar continuamente nuestras prácticas.

¿Qué tipo de adaptaciones puedo esperar?

En función de su discapacidad o problema de salud y de las dificultades que pueda plantear en unas pruebas de selección, le pediremos que nos comunique el tipo de adaptaciones que podrían serle útiles. La EPSO considera que los propios candidatos son los que mejor conocen su discapacidad o problema de salud.

Caso por caso, y teniendo en cuenta la documentación facilitada y la experiencia de la EPSO en materia de adaptaciones razonables de las pruebas de selección para candidatos con necesidades especiales, le propondremos adaptaciones según el tipo de prueba que tenga que efectuar. Por consiguiente, es posible que las adaptaciones finales que se le ofrezcan sean diferentes de las solicitadas.

Ejemplos de posibles adaptaciones:

  • medidas para garantizar la accesibilidad
  • más tiempo para realizar las pruebas
  • textos con caracteres más grandes o programas de ampliación
  • páginas impresas en Braille o teclado Braille
  • lectores de pantalla
  • interpretación en lengua de signos
  • iluminación adaptada, mesas de altura ajustable
  • asistencia individual, y muchas más.

Tenga en cuenta que las tecnologías asistenciales solo están disponibles por el momento en la etapa del centro de evaluación en Bruselas. La EPSO está ampliando actualmente el ámbito de utilización de las tecnologías asistenciales a otras etapas del proceso de selección y para diferentes tipos de pruebas. Mientras tanto, seguiremos analizando sus necesidades y ofreciendo la ayuda y las adaptaciones adecuadas que le permitan hacer las pruebas en las mejores condiciones posibles. Todas las demás adaptaciones son posibles en las diferentes etapas del proceso de selección.

¿Dificultades con la accesibilidad? 

La accesibilidad es muy importante para la EPSO e intentamos permanentemente mejorar la accesibilidad de nuestra comunicación y de nuestros procesos de selección. Periódicamente se realizan controles para comprobar nuestro grado de accesibilidad y la manera de mejorarla. Los requisitos de accesibilidad se integran en todas las nuevas aplicaciones informáticas. Producimos formatos accesibles a las tecnologías asistenciales en el caso de documentos que no son 100% accesibles y actualmente estamos llevando a cabo una auditoría de nuestra web para alcanzar el nivel AA de las WCAG 2.0 (Pautas de Accesibilidad de Contenido Web ).

¿Todavía tiene dificultades para acceder a determinadas partes de nuestra web y/o documentos? ¿Le gustaría enviarnos sus observaciones y ayudarnos a mejorar la accesibilidad de nuestra web y nuestros procedimientos de selección? No dude en contactarnos. Le responderemos lo antes posible. 

Descubra los testimonios de nuestros colegas

Johan trabaja como administrador de sistemas en el Parlamento Europeo de Bruselas desde 2014. En 2004 le diagnosticaron autismo, condición que no se observa a primera vista. Le preguntamos si se considera bien integrado en su equipo y si alguna vez su estado ha supuesto un obstáculo en el trabajo.

"Me siento bien integrado en el equipo. Soy muy extrovertido y me gusta hablar con los compañeros. A menudo contamos chistes y nos reímos mucho. La mayoría no sabe que tengo autismo. Con el tiempo he aprendido a ocultar mi condición. De hecho, en el sector en el que trabajo, los comportamientos autistas no son tan extraordinarios. A lo mejor no soy la típica persona con autismo. Muchos creen que no somos personas sociables, idea que no puede ser más equivocada. Es verdad que pensamos de manera diferente. Por ejemplo, nos fijamos más en los detalles y a menudo tenemos dificultades con los estímulos sensoriales. Pero, cuando estamos relajados, disfrutamos mucho de la compañía de los demás".

Johan anima a otras personas con necesidades especiales a que presenten una candidatura para trabajar en la UE y, además, les da este consejo:

"Las instituciones europeas son un buen sitio para trabajar. La gente tiene una mentalidad abierta hacia las personas con discapacidad. Además, los edificios están adaptados a las necesidades de las personas con sillas de ruedas. Solo tienes que demostrar al tribunal de oposición que vales lo mismo o más que cualquier otro candidato. Así que prepárate bien y no dudes en intentarlo".

Konstantinos trabaja desde hace un año en la Dirección General de Infraestructura y Logística del Parlamento Europeo, en Luxemburgo. En 2006 se le diagnosticó una esclerosis múltiple. Desde entonces camina con muletas. Le preguntamos qué le parece su entorno de trabajo.

"Trabajar en un ambiente muy favorable (compañeros simpáticos e infraestructuras accesibles) me ha ayudado a estabilizar mi enfermedad, y quizá incluso a mejorar. Además, los proyectos que me han asignado me animan a trabajar aún más. Me gusta especialmente mejorar la accesibilidad de las instalaciones del Parlamento Europeo para las personas con necesidades especiales. Me considero muy afortunado por haber tenido la posibilidad de dar a conocer las mejores prácticas de la Unión Europea en temas de discapacidad".

Ville trabaja como jurista en la Comisión Europea en Bruselas desde 2013. Es invidente de nacimiento. Le hemos preguntado qué le pareció su oposición y cómo se siente trabajando para la Comisión Europea.

"El equipo de accesibilidad me pareció muy competente y organizado. Cuando les llegó mi inscripción, me propusieron una serie de ajustes para que, como invidente, pudiera participar en la primera etapa de la oposición en igualdad de condiciones. Los ajustes me parecieron muy adecuados dadas las circunstancias. A lo largo de toda la oposición siguieron mostrándose muy cooperativos, incluso en la fase del centro de evaluación. Me sorprendió muy positivamente que casi todos los documentos estuvieran en formato digital, ya que toda la correspondencia enviada y recibida queda registrada en una base de datos. Como utilizo un lector de pantallas, no ando perdiendo el tiempo en escanear documentos en papel, como he tenido que hacer en otros trabajos. Me siento plenamente integrado gracias a la excelente actitud de mis compañeros y mis jefes."

Ville da un consejo a las personas con necesidades especiales que quieran presentar una candidatura para trabajar en la UE:

"Hay que mostrar motivación. Si tienes alguna discapacidad, trata de ponerte en el lugar de las personas que te van a contratar. Prepárate para responder a las preguntas sobre este tema y piensa en soluciones razonables a cualquier necesidad específica que pueda surgir en el puesto al que te presentas. Ten paciencia. Tómate cada oposición y cada entrevista como una oportunidad para aprender aunque no te elijan. Céntrate en tus competencias y no en las necesidades especiales."

Frederic se encarga de la accesibilidad de las personas con movilidad reducida en la OIB (Oficina de Infraestructuras y Logística de la Comisión Europea). Frederic es ciego y lleva trabajando en las instituciones de la UE desde 1998.
Le preguntamos qué tipo de adaptaciones especiales necesitó para su puesto de trabajo.

"Un ordenador equipado con un programa de síntesis de voz (JAWS) y un teclado Braille. Cuando llegué, la Dirección General de Investigación e Innovación me ofreció más de lo que realmente necesitaba. Fue una bienvenida impresionante y muy positiva. Mi primera toma de contacto fue excelente. Posteriormente, al cambiar de puesto de trabajo, fue menos evidente, pero, con paciencia, siempre supe cómo conseguir lo que necesitaba".

Frederic también nos cuenta que su discapacidad no es un obstáculo dentro de su equipo.

"La desventaja es una ventaja aquí. Lo presento de una manera alegre y no parezco la persona más triste del mundo. Además tengo un perro y es nuestra mascota".

Maurizio es responsable de prensa del Parlamento Europeo en Italia. Es ciego y lleva trabajando en las instituciones de la UE desde 2015.
Le preguntamos qué le pareció el proceso de selección y si se siente bien integrado en su equipo.

"El equipo de accesibilidad de la EPSO fue formidable. Todo fue viento en popa durante la oposición. Mi ejercicio estaba en formato Braille, y conté con un asistente personal. Hice otra prueba en versión electrónica. Desde el punto de vista de la selección para el puesto de trabajo, solo hubo una entrevista así que en realidad no necesité ningún tipo de adaptación. No me parece que haya obstáculos. Nunca he tenido problemas por ser discapacitado. Si tienes una actitud positiva, aunque la gente sea ignorante o escéptica, si quieres compartir tu experiencia, puedes romper barreras".

Maurizio da estos consejos a otras personas con necesidades especiales que presentan una candidatura para una carrera profesional en la UE.

"Para mí es perfectamente factible, se puede hacer, no hay que ser políglota ni superhéroe. Es posible. Es algo que te quita muy poco tiempo. No hay nada que perder, y en cambio puedes hacerte con un puesto muy interesante. El análisis de costes y beneficios es interesante. Lo único que es un poco pesado es rellenar la candidatura. Una vez que te lo quitas de encima, a lo mejor has perdido un poquito de tiempo, pero a cambio la oportunidad es inmensa. ¡No te desanimes con la candidatura!"

 

Krystle trabaja como asistente de comunicaciones en la Comisión Europea, en Bruselas. Tiene movilidad reducida y lleva trabajando para esa institución desde 2002.
Le preguntamos qué tipo de adaptaciones especiales necesitó y si cree que su discapacidad ha sido un obstáculo para su trabajo.

"La Comisión me facilitó una silla de ruedas, un reposapiés, una silla medicalizada y una plaza de aparcamiento reservado. En los aseos se colocaron barras de apoyo. Me siento totalmente integrada en mi equipo. Cuando tenemos una reunión, mis colegas se ofrecen a ayudarme de manera espontánea. Es muy agradable sentir que mi trabajo se valora y se reconoce. No tengo ningún trato especial, trabajo tanto como los demás, con una mirada benevolente cuando intervienen aspectos de movilidad".

Krystle también tiene un consejo para otras personas con necesidades especiales que presentan una candidatura para una carrera profesional en la UE.

"Les recomiendo encarecidamente que se presenten. Ninguna desventaja física es un obstáculo, los concursos se basan en el conocimiento y no en una maratón. Se acepta a todos: ni la nacionalidad, ni el color, ni el sexo, ni la discapacidad física son obstáculos. Todas las nacionalidades de la UE de todas las características están representadas. Lo mismo un maltés con movilidad reducida o un estonio con discapacidad visual. La multiculturalidad significa trabajar con otros, sin distinciones de ningún tipo. Las instituciones han creado servicios que acogen a todo tipo de personas y la igualdad de oportunidades es un derecho real".

Fabio es jefe de unidad en la Dirección de Recursos Humanos del Parlamento Europeo. Le falta una pierna y lleva trabajando en las instituciones europeas desde 2001.
Le preguntamos si necesitó algún tipo de adaptaciones especiales para su puesto de trabajo.

"Cuando no puedo caminar con la prótesis cojo las muletas, pero entonces no puedo utilizar las manos. No uso dispositivos especiales, aunque sí herramientas informáticas (iPad, ordenador portátil). Para mis problemas de espalda debido a la prótesis, tengo una mesa ajustable en altura. Tengo derecho a una plaza de aparcamiento. No fue difícil obtener esta facilidad. Como tengo una discapacidad motora, es menos problemático. Puedo interactuar al 100%."

Estos son los consejos de Fabio a otras personas con necesidades especiales que presentan una candidatura para una carrera profesional en la UE.

"No debemos tener miedo, pero tenemos que dotarnos de los medios para hacer frente a una nueva situación. No podemos venir aquí y pensar que todo va estar bien y que el Parlamento se ocupará de todo. Ninguna institución del mundo puede ocuparse de todo. Prepararse para un nuevo entorno es especialmente importante en el caso de las personas con discapacidad. Una persona con discapacidad, que ya sabe que tiene que abordar las cosas de manera diferente, se prepara también de forma diferente".

Descubra aquí otras experiencias de nuestros embajadores.